Próximas actividades



Afíliate!!
Caja de Herramientas

Caja de Herramientas de la UJCE

Canal Vídeos
Tercera Información

La UJCE ante los nuevos ataques del gobierno a los derechos de las mujeres





Hace unos meses  veíamos como la voluntad y los derechos de las mujeres se veían atacados ferozmente por la reforma de la ley del aborto. Ahora vemos otros dos nuevos ataques. Por un lado, la exclusión de lesbianas y mujeres solteras de los tratamientos de inseminación artificial de la sanidad pública y, por otro lado, la fórmula que el gobierno quiere implantar para contabilizar el número de mujeres víctimas de la violencia machista.

Todas estas medidas no son más que un reflejo de los intereses del gobierno y la sumisión a las demandas de los sectores más conservadores de la derecha que, junto con la iglesia católica, no solo pretenden llevarnos a tiempos del nacionalcatolicismo, sino que pretenden volver a establecer el modelo de familiar patriarcal tradicional.

La exclusión de lesbianas y mujeres solteras de los tratamientos de inseminación artificial de la sanidad pública es un ataque a la libre decisión de las mujeres a la maternidad y una discriminación sexual al colectivo LGTBI, ya que les estarían obligando, de facto, a mantener relaciones heterosexuales para conseguir quedarse embarazadas. Recientemente vimos el caso de una joven asturiana que ha ganado la batalla en los tribunales al considerar que la Constitución ampara el principio de igualdad y, el negarle el derecho a la reproducción asistida estaría violando tal principio de igualdad. Esta nueva medida no responde a criterios económicos como algunos quieren justificar, sino que es un ataque más a las distintas formas de familia que discrepan de los más rancios ideales católicos.

Respecto a la nueva fórmula que el gobierno quiere llevar a cabo para contabilizar el número de mujeres víctimas de violencia machista consideramos que es un insulto para todas aquellas mujeres que sufren cada día el terrorismo patriarcal en su ámbito. La violencia de género se traslada de diversas maneras y el gobierno pretende visibilizar exclusivamente solo una parte de estos casos. El maltrato psicológico, la violencia verbal, las amenazas, las violaciones dentro del matrimonio o, simplemente, el  miedo a no acudir a urgencias, quedarían excluidos de los números oficiales. Desde la toma de poder del actual gobierno vemos como la campaña de lucha contra la violencia machista se ha reducido exponencialmente, especialmente en las campañas de sensibilización y prevención. Desde el gobierno no se quieren tomar las medidas necesarias para acabar con esta lacra, sino que se intenta minimizar el impacto de la realidad de muchas mujeres en España y seguir avalando el modelo de familia heteropatriarcal en el que la mujer ha de ser sumisa al hombre. Ante esto,

Unidad contra sus ataques. ¡Feminismo como respuesta!

Lee y descarga el argumentario completo de la campaña en este enlace