Desde la Unión de Juventudes Comunistas de España queremos mostrar nuestra repulsa y nuestra más firme condena ante la última agresión fascista ocurrida en Valladolid, que ha golpeado al Secretario Político regional de la UJCE en Castilla y León.

Los hechos ocurrieron la noche del sábado, en torno a las doce. Estando el camarada en la Plaza Mayor, cinco individuos embozados con bragas se dirigieron a él corriendo y gritando su nombre. Nuestro camarada intentó escapar, pero junto a la plaza, en la calle Lencería, le empujaron al suelo y le golpearon repetidas veces con patadas y puñetazos, huyendo después ante la aparición de diversas personas y llevándose algunas de sus pertenencias personales. Antes de atraparle, durante la persecución, le gritaron algo como “mira cómo corre cuando le persiguen los nazis”. Afortunadamente nuestro camarada no ha sufrido heridas de gravedad, aunque sí tiene fuertes golpes en la cabeza, el costado, la espalda, las rodillas y las dos manos.

Pese a ir embozados, uno de los agresores ha sido reconocido, y su nombre y su domicilio han sido facilitados a la policía en el momento de hacer la denuncia. Personas que le conocen le vinculan al partido ultraderechista Democracia Nacional, cuestión que todavía no hemos podido confirmar o desmentir.

Ésta no ha sido la única agresión fascista acaecida en Valladolid este fin de semana. La noche anterior dos mujeres jóvenes denunciaron haber sido agredidas por seis nazis, por su estética.

En los últimos tiempos están sucediéndose en Valladolid y en el conjunto del Estado agresiones por parte de elementos fascistas. Los grupos y partidos de extrema derecha, financiados por el capital, están aumentado su presencia, con agresiones y ataques que se suelen repetir saldándose en su práctica totalidad con impunidad legal y silencio mediático. De esta manera se les agradece su función como brazo ejecutor protector de los intereses de la clase dominante al atacar directamente a los militantes de izquierdas así como a la población migrante.

Desde la UJCE no dejaremos de combatir este auge del fascismo, que no es sino una muestra más de la descomposición del régimen.

¡NO PASARÁN!