«¡Recuperación nuestra, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre!» ¡Qué magníficas noticias nos llegan! Porque resulta que la crisis ha terminado; podemos verlo, por ejemplo, en los maravillosos datos de empleo que tenemos en Castilla y León. En el mes de enero, rompiendo con la tendencia, el empleo ha subido en Castilla y León ‒¡nada menos!‒ en 1.576 personas.

«Vamos en la buena dirección», dicen desde el PP, en el Gobierno de Castilla y León desde hace tantos años que se diría que descienden de los reyes medievales. El PP ‒sólo ellos y nadie más; recordemos que están en la Junta y también en el Gobierno central‒ ha logrado dar un vuelco a la tendencia, de manera que el desempleo creado por «la izquierda» (se entiende que se refieren al PSOE, aunque discrepemos profundamente de ello) va a terminar ya. El empleo crece y se debe única y exclusivamente a sus sabias políticas.